Archivo de la etiqueta: teléfono

Nuevo teléfono contra el acoso escolar: 900 018 018

El nuevo teléfono contra el acoso escolar en España entró en funcionamiento el pasado 1 de noviembre de 2016 y es el 900 018 018. Este el número que el Ministerio de Educación ha puesto en marcha para luchar contra el acoso escolar las 24 horas del día de todos días del año, inclusos los festivos. Este número estará al servicio de alumnos, de familias de alumnos, de equipos docentes y de todo aquel que sufra o conozca algún caso de acoso que quiera reportar.

La puesta en marcha de este servicio se encuentra dentro del Plan estratégico de Convivencia Escolar. Las llamadas realizadas al900 018 018 serán gratuitas, anónimas y no dejarán rastro en la factura del teléfono, protegiendo la identidad del que se comunica. El servicio telefónico será atendido por trabajadores sociales, psicólogos,  juristas y sociólogos, según lo requiera el caso que sea reportado.

Este nuevo teléfono contra el acoso escolar es el único servicio específico y exclusivo para atender casos de malos tratos, acoso y violencia en los centros educativos. Dadas las cifras actuales en España sobre el acoso escolar (ver las cifras del informe de Save The Children en nuestro post El acoso escolar también es violencia) es muy esperanzador contar con herramientas especializadas para prevenirlo y actuar cuando corresponda.

 

Anuncios

Este mundo tecnológico que recibió a mis hijos

 En estos días estaba enseñando algunas palabras en inglés a mi hija mayor, de tres años. Nos apoyábamos en una app del teléfono que nos arrojaba palabras en inglés aleatoriamente. Cuando ella no la conocía la palabra yo la describía, para ayudarla a adivinar su significado. Cuando llevábamos algún rato entretenidas aparece “mouse”. Yo rápidamete pienso en la descripción: “un animalito chiquitiiiiiito que le tiene miedo a los gatos y le encanta comer queso… Probablemente la versión más conocida y querida es la comiquita Mickey”. Mi hija  reconoce la palabra enseguida y dice casi gritando de la emoción: “la cosita de la computadora mamá, la que mueves con la mano”. Y, para mi gran sorpresa, la sugerencia descriptiva de la app era precisamente… ¡el mouse de la computadora!

Los niños de hoy crecen en un mundo digital. No hay ninguna duda. La tecnología forma parte de sus vidas y no podemos quedarnos ciegos ante eso. Mis hijos, particularmente, rápidamente dejaron de interesarse por las laptops o los teléfonos de juguete para empezar a usar juegos para niños en el teléfono o en la computadora de mamá.

Es un hecho que esta generación nace conociendo, por ejemplo, la instantaneidad de las fotos… qué absurdo les parecerá a mis hijos cuando me toque explicarles que yo usé cámaras con “rollo”… y peor aún… ¡que debía esperar a terminarlo para mandar a revelar las fotografías y ver cómo habían quedado las imágenes! Y esto supone un reto para nosotros, los papás. Para dosificar la tecnología, para hacer nuestro mejor esfuerzo en controlarla, para combinarla con juegos tradicionales y para protegerlos de cosas para las que aún no estén listos.

Soy fiel creyente de que mantenerlos excluidos no tiene sentido, porque tarde o temprano necesitarán familiarizarse… y peor aún, si los mantenemos alejados del mundo digital en algún momento les tocará  adentrarse por necesidad, y en ese momento sus contemporáneos les llevarán una arroba en el manejo de dispositivos. Tampoco creo que el bebé deba vivir con la tableta como parte de su pañalera, o que los juegos y las interacciones del niño se centren exclusivamente en la tecnología. Ambos polos, como todo extremo, no son lo más aconsejable.

La participación, supervision, acompañamiento y explicaciones de los papás o adultos responsables de la crianza es fundamental. Así todos podrán integrar la tecnología paulatinamente en sus vidas, poco a poco. Aprenderán a utilizarla con confianza, entenderán cómo usarla para facilitar muchas tareas y comprender cuándo si y cuándo no debe usarse. Esa es la clave para que los niños comprendan la función de estas tecnologías en su vida cotidiana y para que las usen con tranquilidad.

A muchos nos preocupa el sedentarismo que muchos juegos tecnológicos pudieran propiciar. O la poca socialización. Por ello creo que, en lugar de preocuparnos, lo más conveniente es ocuparnos de que toda interacción con la tecnología sea dosificada y compartida con juegos de imaginación, con actividades en grupos, con bailes, con tardes de parques, con interacción con mascotas, con la lectura de libros, con juegos al aire libre. Yo, personalmente, recuerdo con un sabor especial esos días de parque en los que el pantalón pesaba el doble por la tierra que llevaba a casa. Esos días cuando mamá me decía jugando que no sabía si debía meterme en la lavadora con la ropa o si mejor me bañaba con la ropa puesta.

Los niños no son pasivos por naturaleza, y de ello podemos valernos para hacer cualquier actividad más interactiva. Mi hija adora algunas series de television para niños. Yo trato de validar siempre con ella que haya entendido la historia, que haya comprendido la moraleja… e incluso le pido que le cuente lo que vió a su hermano y que algunas escenas las dramatice, para estimularle la memoria, la imaginación y hasta la capacidad de síntesis.

Creo que acompañarlos y apoyarlos en este mundo tan tecnológico que los ha recibido es primordial… y pienso también que es maravilloso que, desde ya, puedan sacar provecho de esto.

 

El teléfono de mamá también puede ser fuente de entretenimiento para el nené

Hay algunas tareas que suelen ser muy aburridas para nuestros pequeños. Ir en el automóvil durante horas para viajes largos, o quizás recorrer cortas distancias pero atrapados en el bullicio del tráfico y el poco atractivo paisaje de concreto. La interminable colita en la caja para pagar el mercado, luego de que fue tan apasionante la travesía por los pasillos en el carrito. Las esperas en los bancos, en los consultorios, en las oficinas de trámites… y un sin fin de tareas a las que no podemos renunciar las mamás pero que nos obligan a ingeniárnoslas para distraer a nuestros nenés porque reconocemos que no es la travesía más entretenida de sus vidas.

Precisamente en una colita para pagar unas medicinas que compraba en la farmacia, un papá que estaba muy divertido viendo las canciones dramatizadas que yo improvisaba para distraer a mi hija, me dio una idea fabulosa: Sra. ¿Qué teléfono tiene? ¿un iPhone? Entre en iTunes y busque las aplicaciones de Fisher Price, su nena las va a amar.

Pues llegué a mi casa, bañé a princesa y cuando ella se durmió me dispuse a revisar lo que el señor me había recomendado. La verdad, el que fuese un desarrollo hecho por Fisher Price me daba confianza, por ser una marca con la que yo estaba involucrada desde niña…  y a la vez sentía una gran curiosidad porque no es el ramo original al que ellos se dedicaban. Descargué rapidito la aplicación “Laugh & Learn™ Learning Letters Monkey App”… ¡y vaya que fue un súper descubrimiento!

La aplicación tiene cuatro formas para ser usada: la primera, con el tradicional ABC que entre canciones y dibujos enseña el alfabeto; la segunda, enfocada en contar cantando o cantar contando hasta el 10; la tercera que recopila ocho canciones cortas que entre colores y muñequitos enseñan desde el ABC hasta tomar turnos y compartir; y la cuarta y última, que se centra en las figuras geométricas y los colores.

Screen Shot 2013-08-05 at 10.49.30

La verdad, nunca esperé que tuvieran el éxito que tienen ¡con mis dos nenés! Se sumergen entre los colores y el monito que aparece eventualmente, se maravillan cuando tocan la pantalla y comienza una canción diferente o aparece una letra distinta, bailan al ritmo de las canciones… y como son variaditas no llegan a cansarse de ninguna de ellas. En ocasiones, cuando los niños están atrapados entre la música y las imágenes de la aplicación, la gente me pregunta: ¿y qué les has puesto allí que se ríen tanto?

Screen Shot 2013-08-05 at 10.49.57

Puedo asegurar, por experiencia propia,  que esta aplicación es altamente efectiva para entretener a los nenés, sobretodo los más pequeños.  Además, tiene el componente de que están aprendiendo mientras están entretenidos, lo que sin duda nos hace sentir mejor como padres. Lo único que yo recomendaría a Fisher Price, a quienes felicito por tan maravillosa iniciativa y tener un producto tan bien logrado, es tener la versión en español. No me estresa que lo escuchen en inglés, pero me agradaría mucho que también estuviera disponible en mi lengua materna.
Screen Shot 2013-08-05 at 10.50.10

Acá les dejo el link a la página en donde pueden revisar todas las aplicaciones que tiene disponible Fisher Price para los reyes de la casa, han hecho desarrollos para iPhone, iPod, iPad, Android y Kindle. http://www.fisher-price.com/en_US/gamesandactivities/appspage/index.html#