Archivo de la categoría: Planes familiares

Guía de actividades para disfrutar en familia

Visitando el Zoológico

 

img_0758

Zoo Aquarium Madrid. Fotografía: mamás y nenés

Uno de los planes de fin de semana que disfrutan los niños es visitar el Zoo Aquarium de Madrid. El parque infantil que te encuentras apenas cruzas la entrada es ideal para los nenés. Los animales y las plantas hechos de madera ya te empiezan a hacer sentir el contacto con la naturaleza desde los puentes colgantes, los toboganes y los columpios.

 

img_0764

Zoo Aquarium Madrid. Fotografía: mamás y nenés

 

 

Hay mucho espacio para caminar (claro está, mamás y papás caminar… los nenés correr y correr). Y mientras recorres las instalaciones vas aprendiendo de los animales.Al frente de cada ejemplar hay una pequeña tabla  con una explicación sencilla sobre sus características más destacadas.

Me encanta que no solo podemos enterarnos de cómo son sino también si corren peligro de extinción, lo que puede ayudar a concienciar a los nenés desde ahora sobre lo que podemos hacer para conservar nuestra fauna.

 

 

Otra cosa que me gusta mucho de estas pequeñas tablas con información de los animales, es que están en español y en inglés. Es ideal, porque impresiona mucho ver la cantidad de extranjeros que vienen a visitar el zoológico. Ojalá esta idea también la trasladaran a las cafeterías, donde los visitantes de fuera están un poco perdidos porque el menú está sólo en español y hay muy pocas fotografías para orientar a quienes no hablan nuestro idioma. Resulta un poco gracioso ver a quienes atienden en las cafeterías tratar de explicar a algún visitante del norte de europa lo que es una “payesita”. 😛

Él espacio del Zoo Aquarium es muy grande, por lo que si vamos con nenés pequeños difícilmente logremos recorrerlo todo en una sola visita. Si es ese el caso, podemos también darnos una vueltecita en el tren -que le encanta a los peques- y verlo entero en un ratito.

El Zoo Aquarium de Madrid realiza programas de conservación y cría de especies en grave peligro de extinción. Así mismo, colaboran con investigaciones sobre el desarrollo de programas de reproducción de especies animales, principalmente de especies amenazadas. También vale la pena saber que colaboran con la Fundación Make a Wish en España y con la Fundación Dream Night, con quienes celebran actividades dirigidas a niños aquejados de enfermedades crónicas, de larga duración o potencialmente mortales.
El zoológico está muy bien señalizado. Tiene exhibiciones específicas en varias sesiones todos los días. Tiene aseos equipados para atender a los nenés más pequeños. Tienen diferentes cafeterías donde papá y mamá pueden descansar un poco, y varias máquinas expendedoras donde podemos adquirir bebidas a lo largo del paseo.

Un plan con niños ideal, siempre que el buen tiempo nos acompañe.

Anuncios

¡Hagamos galletitas de búho mami!

Una cosa que me encanta hacer con los peques, es involucrarlos en actividades cotidianas que además los ayude a valorar el fruto de su esfuerzo. La cocina, para el que le gusta, pudiera ser un espacio ideal… pero para mi, que soy un poco angustiosa con los temas de seguridad (que no se quemen, que no se corten, que no se pillen con el tenedor) no es la primera opción. No obstante, como mamá de una nena que ADORA jugar a las cocinitas, he tenido que ingeniármelas y por eso acá comparto con todas las mamás una receta fácil, sin horno (más que unos segundos del microondas), y sin necesidad de utensilios que puedan ser complicados de manipular por los nenés. La idea la he encontrado en varias páginas de internet. La forma de ensamblar los búhos la he modificado un poco, sólo para que sea más fácil de armar y más resistente si hay que transportarlo a algún lugar.

Los ingredientes:

  1. Un paquete de galletas oreo.(Rinde para unos 7 búhos aproximadamente)
  2. Un paquete de Galletas María. (Sólo necesitaremos una galleta por cada Búho, así que no hace falta el paquete entero, si tenemos uno empezado en casa igual sirve)
  3. Chocolate de leche (Cualquiera fácil de derretir, mejor si no tiene ningún tipo de relleno)
  4. Discos de chocolates de colores (Acá echaremos a volar nuestra imaginación)

La preparación
Paso 1: Separar la galleta oreo. Debemos tener especial cuidado en no partir las galletas y en lograr que la cremita blanca del relleno de quede en una sola de las dos galletas que estamos separando.

Paso 2: Dividir en dos la Galleta Oreo que no tiene crema. Tratemos de lograr que al partirla, logremos dos mitades bastante iguales. De todas formas, por cada Búho necesitamos dos galletas con cremita blanca y sólo una dividida en dos de las sin cremita, así que si no nos queda bien la división a la primera siempre tenemos la posibilidad de un segundo intento.

Paso 3: Armar la base de la cara del Búho sobre la Galleta María
Tomaremos dos Galletas Oreo con cremita blanca para hacer los ojos del Búho. Para que se peguen las Galletas Oreo de la Galleta María, usaremos el chocolate de leche (derretido previamente en el microondas) como pega. La Galleta Oreo sin cremita blanca, previamente partida en dos mitades, servirán para hacer las orejas del Búho. Las fijaremos también sobre la Galleta María con chocolate de leche derretido. Con los discos de chocolate de colores haremos las pupilas de los ojos. Igual los “pegaremos” sobre la cremita de la Galleta Oreo con más chocolate de leche derretido. Para hacer en pico del Búho, usaremos otro disco de chocolate, sólo que este lo colocaremos perpendicular a la galleta María y así lo haremos aún más tridimensional. También lo fijaremos con chocolate derretido. Entre pieza y pieza que vamos fijando con chocolate derretido es conveniente esperar un par de minutos, para que el chocolate endurezca de nuevo y la pieza quede perfectamente fijada.

Y listo! Ya no nos queda más que servir y a comer las galletas de Búho!  Que les aproveche! 🙂

 

photo

Paso 1

photo (1)

Paso 1

photo 3 (1)

Paso 2

photo 1 (1)

Paso 3

photo 5

Paso 3

photo 4

Paso 3

 

photo 3

Paso 3

 

Consejos para ir de compras con los nenés

Probablemente todos los padres tratemos de planificar siempre las compras para el momento en que los nenés están en el colegio, o cuando los abuelos pueden cuidarlos. Es lógico que lo intentemos, para nuestros hijos ir de compras puede no ser lo más divertido del mundo. No obstante, tarde o temprano, nos va a tocar salir a comprar con ellos, así que lo mejor que podemos hacer es armarnos de valor, paciencia y consejos para lograr una misión exitosa.

Aquí una recopilación de sugerencias que pueden hacerte la travesía mucho más llevadera:

1.- Si tienes nenés de menos de tres años llévales el coche. Los niños pequeños se cansan de caminar (¡a menos que estén en el parque!). Así pueden caminar un rato y sentarse otro poco.

2.- Planifica las meriendas de los nenés y anticípate a dárselas antes de que se les pase la hora de la comida. A veces, el trajín de las compras nos hace perder la noción del tiempo, pero es muy importante de estar alertas de hacer las meriendas cuando corresponde para ayudar a mantenerles de buen humor.

3.- Planifica las horas para idas frecuentes al baño o cambios de pañales. No siempre vas a conseguir baños cercanos a donde te encuentras o disponibles al momento en el que los necesitas, por lo cual es recomendable poder ir sin demasiada premura.

4.- Ten agua a la mano, para todos, incluyendo para los papás.

5.- Si tus nenés recién caminan, o aún no son muy diestros siguiendo instrucciones para caminar a tu lado, puedes comprar los arnés que se recomiendan para comenzar a caminar para sentirte más segura dejándoles recorrer sitios donde hay bastante gente y darles un poco más de libertad. Ningún nené que ya camine va a querer hacer un día de compra completo sentado en el coche, por lo cual es bueno contar con implementos adicionales.

6.- Aprovecha el cochecito de tus hijos para descargar el peso de las bolsas de la compra. Al final del día, tu espalda te lo agradecerá infinitamente.

7.- Haz paradas para que los niños puedan tener momentos de esparcimiento. La mayoría de los centros de compra cuentan con espacios recreativos que además  ofrecen a los padres un espacio para descansar un poco.

8.- Si vas a comprar con más de un nené, asegúrate de que no más de uno esté sin coche. Suele suceder que todos quieren hacer siesta al mismo tiempo, o todos se cansan de caminar a la vez. Si todos caminan, puedes hacer turnos entre los que van en coche y los que van caminando, así todos tienen su oportunidad de esparcirse y de descansar.

9.- Haz una lista del objetivo de la compra y enumera las prioridades. Así te enfocarás en lo que realmente necesitas y, si no pudieras completar la lista, sí podrás asegurarte de resolver lo que necesitas con más urgencia.

10.- Ármate de paciencia. Recuerda siempre que son niños y que es lógico que se cansen y aburran en el interín. Trata de involucrarlos en lo que estás haciendo e incluso pídeles ayuda u opinión, para hacerlos sentir parte del proceso.

 

 

Viajar con nenés – Servicios especiales de las líneas aéreas

Cuando se viaja con niños (o con embarazadas) las líneas aéreas suelen ofrecer tratos especiales, para hacernos más cómoda y placentera la travesía. Es importante revisar con cuáles servicios contamos así como las especificaciones para coches, maletas y pañaleras, con el fin de no tener sorpresas de última hora.

Servicios especiales en las líneas aéreas

Acerca del coche del bebé: Algunas líneas aéreas,  solicitan únicamente que el coche a llevar sea “plegable en una sola pieza” y algún peso máximo para poderlo recibir en la puerta del avión. Eso es ideal, porque contaremos con el coche hasta el mismo momento de pasar a sentarnos en el avión, y los peques podrán descansar en él durante la espera. Tanto en American Airlines como en Air Europa he viajado con coche doble, ya que mis nenés son bastante seguidos, y como el coche pliega en una sola pieza, en ambas me lo han recibido en la puerta del avión. Otras aerolíneas solicitan que los cochecitos sean “tipo paraguas” y lo más livianos posible para ofrecer el mismo servicio de recibir el coche en la puerta de la aeronave. Igual, en caso de bebés morochos o muy seguidos siempre se pueden llevar dos cochecitos paraguas y podrán ser aceptados en la puerta del avión sin mayor problema.

Sobre las especificaciones de equipaje: generalmente cuando viajas con bebés, todas las lineas aéreas permiten además del equipaje tradicional llevar una pañalera y el coche. Algunas permiten chequear como equipaje una silla de carro en lugar del coche, y llevar un cochecito paraguas en cabina. Algunas solamente permiten llevar coches paraguas, pero admiten chequear un equipaje de hasta 10kg para el bebé. Es bueno conocer las especificaciones de cada aerolínea desde el principio para podernos organizar mejor. En su mayoría están publicadas (y constantemente actualizadas) en las páginas web de las aerolíneas.
El trato preferencial para viajeros con niños: en la mayoría de las líneas aéreas el abordaje de los grupos familiares que tienen nenés es prioritario. Esto es ideal porque subir al avión entre los primeros pasajeros permite acomodar las maletas de mano y ubicarse en los asientos con mayor comodidad, además de evitarse el tradicional tiempo de espera para abordar.